¿Cómo se utiliza la inteligencia artificial en la educación?

Aunque parezca mentira la inteligencia artificial ya forma parte de nuestras vidas y está siendo llevada hacia el nivel educativo, la única diferencia es que los avances de esta son un poco más lentos que el del resto de la tecnología.

La inteligencia artificial aún es un campo en desarrollo y será de gran importancia cuando pueda emplearse en toda su capacidad dentro del sistema educativo porque lo reformará por completo, fortaleciendo áreas en las cuales permitirá un mayor aprendizaje en experiencias complejas como la medicina.

Aplicaciones de la inteligencia artificial en la educación

Dentro del panorama actual se estima que en unos años la inteligencia artificial sea parte fundamental de la educación a través de la enseñanza de sistemas de tutoría y aprendizaje online utilizando la robótica.

Actualmente la realidad virtual sigue en desarrollo, pero es un medio que permitirá que los estudiantes interactúen en otros ambientes y puedan percibir distintas disciplinas mediante la recreación de espacios en los que no han estado.

Los avances en robótica permiten que los alumnos se compenetren con el avance tecnológico al incentivar la creación de sus propios robots para realizar alguna actividad específica, en tal caso de ser usado en instituciones educativas se estima que aumentará la motivación y rendimiento de los estudiantes.

La inteligencia artificial llegara a ser un sistema de tutorías donde sus valores cognitivos permitirían que exista retroalimentación con los alumnos como si se tratara de un profesor.

Un ejemplo de ello es Duolingo que es una herramienta que permite el estudio de idiomas capaz de detectar los errores del estudiante y dar las respuestas de forma correctiva a la persona.

Como todo avance se espera que haya dudas al respecto sin embargo los estudios indican que al desarrollarse se podrá hacer uso de un aprendizaje personalizado donde el sistema podrá adaptarse al estudiante.

En conformidad a lo que ya conocemos y es que toda persona aprender de formas distintas por la variedad de capacidades de inteligencia que existen, es decir, de acuerdo a la teoría de las inteligencias múltiples pues el sistema se reformará para que la información sea comprendida de acuerdo a tus fortalezas.

Es un arduo trabajo buscar la manera en cómo será integrada la inteligencia artificial en el proceso de aprendizaje, pues debe ser práctica y ofrecer beneficios para la correcta interacción humana.

La idea fundamental es que estas tecnologías sean un apoyo para el profesor y que puedan asistir de forma adecuada la transmisión de conocimientos a los alumnos, es decir ser una herramienta más eficaz para la enseñanza.

Por su parte los expertos consideran que al fomentar el desarrollo de la analítica del aprendizaje se estará un paso más cerca de comprender los procesos cognitivos que llevaran al punto focal que es personalizar las herramientas para transmitir conocimientos.

Este paso ya comenzó y es a través de las plataformas MOOC y los sistemas de aprendizaje online que se permite analizar los errores comunes de los estudiantes, como una vía de análisis de comportamientos para el registro y compresión de las mejoras que se requieren.

Los avances que se requieren para desarrollar la inteligencia artificial pueden ir avanzando lentamente, pero de algo si se está muy seguro que al momento que el proceso se pueda introducir plenamente en el sistema educativo reformará el mismo por completo.

La visión de las técnicas de educación estará de un momento a otro modificadas por completo porque se cree que el rol de un profesor pasará a otro plano al ser posible que la robótica tome este papel.