You are here

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible – el gran reto educativo: Education is the answer

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) nos obligan a pensar nuevamente el rol de la educación no solamente como un objetivo en sí mismo, sino como un elemento esencial en la consecución de TODOS los objetivos.

¿Pero qué significa educar?

Respecto a este tema clave, el genetista y humanista francés Albert Jacquard responde "E-ducere" es decir “despertar el apetito, crear necesidades, plantear preguntas". "La educación debe ser vivida como un compromiso con un juego colectivo en el cual los hombres y mujeres —los hombres y mujeres lúcidos— se construyen mutuamente". Estamos muy lejos de una educación que se impartía solamente en un aula …

Por lo tanto, el reto es pensar la educación como una solución global para responder a los tres objetivos siguientes:

  • "Despertar el apetito" - comunicación y sensibilización.

  • "Crear necesidades" - metodología participativa y design thinking.

  • "Plantear preguntas" - creación de contenidos.

Education is the answer” en este contexto significa mucho más que “education for all”.

La educación ha de ser un diálogo, una forma innovadora de comunicación que permita una apropiación creativa y constructiva por parte de TODOS los habitantes del planeta, y especialmente los jóvenes, de TODAS las cuestiones vitales para nuestro futuro.

La tabla de la imagen muestra cómo la educación “atraviesa” cada uno de los ODS.

La educación en este nuevo contexto se asienta en una "pedagogía de la pregunta" y no en respuestas prefabricadas o únicamente en contenidos pre-existentes.

La educación requiere de la participación de todos en la construcción del bien común.

Los proyectos educativos desarrollados a nivel local son la manera de concienciar y promover la participación del máximo número de personas en cada uno de los temas que determinan la calidad de nuestras vidas y de nuestro "vivir juntos".

La dimensión participativa es una característica esencial de los proyectos diseñados por P.A.U. Educación. Un proyecto educativo se asemeja a un "libro en blanco" co-escrito por todos los actores y nutrido por conocimientos y preguntas compartidas de manera transparente e inteligible.

Por lo tanto, un proyecto educativo es una herramienta de transformación social que permite que los individuos, empezando por los más jóvenes, tomen conciencia de los temas esenciales para ellos, opten por cambiar sus propios comportamientos e influyan en los comportamientos de la comunidad en la que viven.

Medir el impacto de los proyectos es entonces una obligación para poder compartir con todos los actores ​​la información necesaria para la toma de decisiones y las acciones futuras de cualquier comunidad.

Previous Next