El uso de teléfonos celulares como herramientas educativas

Con el avance tecnológico del teléfono básico al Smartphone educativo se suele discutir si se tiene un elemento a favor o un distractor para el aula, en vista de que algunos no lo toman como tan negativo es justo que se logre favorecer la introducción del mismo en el entorno.

Es un hecho que actualmente la mayoría de las personas cuenta con un Smartphone y emplearlo para fines educativos es la solución para evitar el uso ocioso del mismo durante el tiempo libre, la oportunidad está dada solo se debe tener la creatividad de crear contenido interesante que involucre a los estudiantes.

Técnicas para incentivar el uso educativo en teléfonos

En vez de tener una opinión negativa pues hay que sacarle el lado positivo a todo incluso a las redes sociales, puesto que para ello es que las personas sienten tanta adicción por tocar su teléfono móvil.

Viendo el teléfono como medio educativo es preciso que los docentes se idean planes que permitan crear grupos en redes sociales donde los estudiantes compartan contenido de información de interés, por supuesto todo bajo la supervisión y normas que especifica el profesor.

Para ello es preciso elaborar dinámicas donde exista motivación, no es solo que el profesor será el encargado de generar las publicaciones sino los mismos estudiantes, será como una nube de ideas donde el debate de conocimientos añadirá el toque especial que los mantenga conectados para una comunicación efectiva.

Es un hecho que los podcasts y videocast ofrecen un mayor aporte al propiciar la memoria visual y auditiva de los estudiantes, por lo tanto, es una buena idea de cómo se emplea el

Smartphone como herramienta educativa.

Además, existe un creciente desarrollo de aplicaciones educativas para el teléfono móvil que hacen merecer el hecho de que un docente lo incluya de alguna forma en su modelo educativo para de esta forma eliminar un problema en el aula.

Incluso en vez de hacer que el teléfono tome parte de la clase con sus funciones originales se podría ir más allá para fomentar a los estudiantes de que sean autores de su propia aplicación móvil que les servirá para su aprendizaje.

Con esto se les incentivaría a trabajar en equipo por un bien común, incluso podría ser algo informativo al estilo de un periódico digital, la idea es que se integren y hagan buen uso de la tecnología que se les brinda.

Este sistema aún seguirá en debate y construcción porque de la lógica de la persona está el hecho de darle el uso correcto a las tecnologías y la población joven está muy atraída hacia estos cambios por lo que un docente tradicional tendrá más dificultades para este tipo de dispositivos en el aula.

Ese conocimiento fresco y la curiosidad de la juventud debe integrarse para cumplir objetivos educativos en un Smartphone ya que forman parte de la vida cotidiana y aunque existan quienes crean aplicaciones didácticas pues darle la información de su uso también es un aporte.