PNL y su uso en el aula

La programación neurolingüística inicialmente fue conocida con fines terapéuticos pues hoy en día resulta ser aplicada en otras áreas como en el sector de la educación; en vista de que esto profesionales encuentran mucha utilidad para aplicar técnicas que faciliten la comunicación y la transmisión de conocimientos.

Los educadores emplean los canales recepción, auditiva, visual y kinestésica de la neurolingüística para hacer llegar la información de manera idónea al alumno y de esta forma lograr un mayor aprendizaje porque estarían superando las barreras de la comunicación a través de métodos eficientes.

Beneficios de la PNL para el alumnado

Los educadores tienen una gran responsabilidad al formar a los futuros hombres y mujeres que dirigirán la sociedad puesto que cada persona tendrá su rol de importancia para proyectos de éxito y para ello utilizan la programación neurolingüística para mejorar los procesos mentales.

Es decir, que el lenguaje forma la parte principal para moldear el intelecto de la persona, entre más clara y precisa se perciba la información pues tendrá un mayor porcentaje de éxito al desarrollarla.

Dentro de las aulas se motiva al alumno para que propicie ejercicios mentales que eleven la actividad de razonamiento ya que las palabras activan los procesos neuronales internos que conllevan a tener un comportamiento determinado.

La programación neurolingüística inicia por dar un ambiente agradable a los alumnos donde se sientan a gusto para aprender, eliminando los pensamientos o frases negativas las personas se sienten más receptivas sobre la información que se les está suministrando.

La actitud del profesor es lo que determina la empatía del alumno, puesto que entre más rígida sean transmitido el conocimiento pues mayor rechazo tendrá hacia el receptor que la percibe o en tal caso es difícil de comprender y por ende no está llegando de forma efectiva.

Cada técnica de programación neurolingüística va dirigida para establecer una empatía entre el alumno y el profesor de manera que el estado emocional y psicológico se encuentre relajado que acepte el conocimiento con fluidez.

El proceso de aprendizaje debe generar la curiosidad del alumno para que propicie la interacción dentro del aula de clases, así se realiza una intervención de forma espontánea lo que a su vez produce un estado emocional de confianza.

Todo ello permite que el conocimiento e información sean retenidos de manera agradable y sin mayores esfuerzos, es más fácil recordar un cuento que una teoría rígida que posea una estructura poco flexible.

Las ventajas de la programación neurolingüística son para todos los que ocupen el aula de clases porque tanto el profesor como el alumno estarán recibiendo la información de forma amena y sin presiones. Sin duda deberíamos tenerlo en cuenta para integrarlo en un futuro a corto medio plazo.